5 formas de mejorar la comunicación con los padres

28/01/2020

Tener una buena comunicación con las familias ayuda no solo a los padres estar al tanto de lo que hacen los niños diariamente, sino también ayuda a los educadores a entender lo que sucede en cada hogar y la necesidad que tiene cada familia respecto a los tratos que tienen los mismos; es decir, el comportamiento esperado por parte de las familias de los educadores mientras tienen a los niños bajo su cuidado.

Para desarrollar este tipo de relación, mejorar la comunicación y generar una confianza es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Escuchar atentamente:

Cuando un miembro de la familia expresa lo que le pasa al niño en su hogar, es importante tomarse unos minutos y prestarle atención. Los padres necesitan ser escuchados. Sé paciente y trabajá para comprender el punto de vista de cada familia. Si no es un buen momento para escuchar, programá un evento en donde coincidan y puedas concentrarte en lo que te tienen que decir. El seguimiento también es una buena manera de mantener registros de conversaciones y situaciones puntuales.

  • Hace sentir a las familias como en casa:

Tanto las familias como los educadores deben sentirse cómodos entre sí para poder entablar una productiva comunicación. Todas las familias tienen distintas formas de comunicación, por lo qué tendrás que ser flexible y adaptarte a sus estilos. Con el tiempo, una vez adquirida la confianza de ese padre podrás organizar todos tus familias en un mismo canal, como es el de los comunicados.

  • Tomá en serio las preocupaciones diarias de los padres:

Diariamente vas a escuchar a las familias acerca de las preocupaciones y logros respecto a sus hijos; si es posible explicales a las familias como llevarás adelante las inquietudes que te plantean. Si el tema que lo inquieta no está en tus manos, practicá la escucha activa de este modo ayudarás a generar confianza en dicho familiar. 

  • Encontrá soluciones con las familias:

Si surge un problema, intentá que tu personal y la familia puedan trabajar en equipo para encontrar una solución que funcione para todos los involucrados. Hacé lluvia de ideas con la familia sobre soluciones posibles y evalúen en equipo ventajas y desventajas de cada solución. 

  • Mantené el contacto permanente:

Es importante mantener un contacto permanente con las familias de los niños para saber como van las cosas y cómo se sienten respecto a las metodologías de trabajo adoptadas. Tratá de mantener una comunicación honesta y abierta, de esta manera facilitarás tu trabajo y ayudarás a las familias a sentirse cómodos y satisfechos en la elección de tu jardín. 

Compartir

Suscribite a nuestro newsletter

Una vez al mes, te enviaremos un email con novedades y tips.